Ruta 16 Cerdanya. Alp-Masella-Montana

Nivel dificultad: 
Alto
Distancia: 
22.30km
Tiempo: 
3h/6h
Pendiente máxima: 
23.60%
Ascensión acumulada: 
948m
Ciclabilidad: 
80% pista de tierra, 5% caminos, 15% asfalto
Características: 
pueblos auténticos
bonitos paisajes
cultural
Ruta familiar
Grupos
ruta larga
vistas panoràmicas
arquitectura románica
rural

CAMINOS GANADEROS

Alp y el valle de la Molina eran el paso más utilizado para ir hacia el valle de Ribes con los rebaños. Por aquí pasaba el camino ganadero más importante de Cerdanya. Estas montañas habían sido una importante zona de pasto de verano, sobre todo de ovejas;  venían rebaños procedentes del Vallès, Maresme y Penedès principalmente. El paisaje desarbrado de la solana es un claro reflejo de este pasado reciente de sobre pasto y de quemas para mantener los pastos. También el entramado de caminos anchos del fondo del valle que interconectan pasos a los dos lados de éste, son un vivo reflejo de esta historia.  

Para hacer esta ruta se necesita estar un poco en forma y dominar la bicicleta. No es complicada, pero tiene un par de puntos con fuerte pendiente y la mayor parte transcurre por caminos de tierra, algunos con piedras sueltas. Se trata de una ascensión muy bonita por el camino de la Roca Castellana, entre bosques de pino rojo y abetos. Debéis seguir el senderó número 744 de la Red de Senderos. Por el camino, encontraréis la Fuente Maimona, una buena excusa para refrescaros y descansar un poco. Debéis vigilar en acercaros a beber, ya que seguramente compartiréis el espacio con abejas. EL camino continúa subiendo hasta el refugio de la Font dels Ocells (Fuente de los Pájaros), donde encontraréis unas mesas de picnic. A partir de aquí la ascensión es más suave y muy agradable, hasta salir a la carretera que une Masella con Molina, donde deberéis prestar atención a los coches (la ventaja es que hay poco tránsito y la carretera es ancha). Encontraréis un desvío hacia Montana, donde hay una balsa en la que se pueden alquilar barcas y ponis. En este punto tenéis dos opciones, una volver por el mismo camino o continuar hacia el sendero núm. 736 para bajar por un camino de tierra hasta casi la Pia. Hay un tramo estrecho de 50m aprox., que traviesa un torrente, donde seguramente es mejor que bajéis de la bicicleta.